Incontinencia de orina

En qué consiste
La incontinencia de orina consiste en el escape de orina de forma involuntaria. Ocurre sobre todo en mujeres con debilidad del suelo pelviano, bien por predisposición o por factores que han debilitado los músculos del suelo pelviano, como partos múltiples o complicados, obesidad, cirugía abdominal o estados de malnutrición. Hay que recordar que la continencia miccional es posible gracias a una válvula muscular (esfínter estriado externo) que los seres humanos tienen en la uretra. Esta válvula está cerrada y sólo se abre cuando, voluntariamente, la persona decide orinar.

La incontinencia de orina puede ser, básicamente, de 2 tipos:

1) Incontinencia de orina de esfuerzo (IOE): Se produce cuando la paciente realiza algún esfuerzo, a veces tan pequeño como reír o estornudar. Puede ser de pequeña cantidad o muy abundante, generando importantes problemas de calidad de vida.

2) Incontinencia por urgencia miccional: Se produce cuando se tiene ganas de orinar de forma frecuente o imperiosa, en el paciente no puede llegar a tiempo al baño y se le escapa un chorro de orina.

Ambas deben ser bien diferenciadas ya que tiene causas y tratamientos completamente diferentes. El esfínter estriado es la válvula encargada de que la orina no se escape.

En los niños la incontinencia de los primeros años de vida es normal. Su vejiga se vacía de forma refleja. La continencia, tanto de orina como fecal, se adquiere entre los 3 y los 6 años de edad. En ese momento los niños ya son capaces de elegir el momento en que desean orinar y controlarlo, pudiendo prescindir del pañal. La continencia de orina dura ya toda la vida y permite al ser humano miccional en el momento que se desea y hacerlo voluntariamente (ya no es una micción refleja sino modulada por la voluntad gracias al control cortical cerebral). Si después de los 6 años hay incontinencia hay que estudiarla. Una variante especial de la incontinencia de orina infantil es la enuresis nocturna.


Cuáles son sus causas
Cada tipo de incontinencia tiene su causa. La IOE afecta a mujeres y se debe a debilidad de la musculatura del suelo pelviano. En las mujeres este esfínter puede estar debilitado, bien por factores constitucionales, bien por sucesos obstétricos (partos múltiples o difíciles, cirugía abdominal o genital, obesidad, ancianidad). En hombres este tipo de incontinencia es debida a la debilidad de esfínter, generalmente como secuela de cirugía prostática, como la prostatectomía radical.

Por su parte la incontinencia por urgencia (o imperiosidad) miccional no se debe al esfínter ni a la debilidad muscular sino al mal funcionamiento de la vejiga, que actúa de forma incontrolada y con contracciones excesivas fuera del control voluntario. Esto se debe a que el músculo de la vejiga (llamado detrusor) puede alterarse y dejar de trabajar correctamente. En condiciones normales la fase de llenado de la vejiga permite que ésta se llene sin dar señales de ello hasta que se alcanza una cantidad de 300-400 cc de orina. En ese momento la vejiga da una señal al individuo en forma de sensación (o ganas) de orinar. El individuo decide entonces si va al baño. Si es así lo hace de forma voluntaria y el vaciado de la vejiga se produce en el momento y lugar elegido por el individuo. Ciertas enfermedades de la vejiga hacen que este mecanismo de llenado y de control esté perturbado. En estos casos la sensación de tener que ir a orinar se produce antes de tiempo y produce una gran urgencia por acudir al baño, no dando tiempo al paciente a llegar a tiempo o haciéndolo de forma apresurada. El resultado es el escape de una cantidad variable de orina. El problema del aumento de la frecuencia miccional suele estar asociado. Las enfermedades de la vejiga que causan este problema son la inestabilidad vesical o detrusor hiperactivo y la vejiga neurógena, que puede ser debida a diversas enfermedades neurológicas (espina bífida, lesión medular, accidente vascular cerebral e ictus, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, diabetes mellitus)


Cómo se diagnostica
El o la paciente acuden al urólogo porque observan que se les escapa la orina, bien al realizar ciertos esfuerzos o bien por urgencia miccional (no llegan a tiempo al baño). Es muy importante saber qué pasa en la vejiga y en los músculos del suelo pelviano. El estudio urodinámico es la clave para conocer como funciona la vejiga, tanto en su fase de llenado como de vaciado. En caso necesario esta prueba puede ser complementada conun  estudio radiológico o una cistografía (video-urodinamia). Hay que descartar infección de orina con un urocultivo y realizar una ecografía para ver la morfología de los riñones y la vejiga.


Qué pronóstico tiene
La IOE va empeorando con la edad, en especial si no se adoptan medidas para fortalecer el suelo pelviano. La incontinencia por inestabilidad del detrusor responde bien al tratamiento médico. La vejiga neurógena no tiene una curación definitiva pero responde de forma relativamente buena a la medicación con anticolinérgicos. Para los enfermos con incontinencia derivada de cirugía prostática existe la posibilidad de curación mediante la colocación de un esfínter artificial.


Cuál es el tratamiento
Se ha avanzado mucho en la cirugía de la incontinencia de esfuerzo y actualmente existen técnicas sencillas de realizar, poco agresivas y con buenos resultados. Todas las técnicas se basan en reforzar el mecanismo de cierre de la uretra. Para ello se usan diversos tipos de mallas y cabestrillos que se colocan con pequeñas incisiones a través de la vagina. Algunas no aplican tensión, como el TOT y el TVT; mientras que otras tienen un mecanismo de tensión regulable como el Reemex.


Cómo se puede prevenir
Las mujeres que tienen pérdidas de orina por esfuerzo en su juventud y las que han superado el parto pueden realizar gimnasia específica del suelo pelviano con ejercicios de Kegel. La incontinencia por urgencia en si misma no puede prevenirse, pero sí que es posible prevenir sus complicaciones aplicando las medidas terapéuticas necesarias para evitar sus complicaciones.

Noticias

Eventos

A lo largo de 2019 seguiran las sesiones para pacientes y sus familiares centradas en la Enfermedad REnal dentro de la VII edición de los Encuentros para pacientes renfrológicos.