1981 - 1990

Etapa de expansión: los años ochenta

A principios de los años ochenta, tuvo lugar la transferencia de la gestión de la sanidad catalana a la Generalitat de Catalunya. Se promulgaron las órdenes de acreditación y de concertación; se creó la Red Hospitalaria de Utilización Pública (XHUP) y se empezó a desarrollar el llamado "modelo sanitario catalán". La Fundació se adaptó rápidamente al entorno y destacó por su modelo de gestión.

En ese momento, el Profesor Puigvert, a los ochenta años, consideró que debía retirarse y dejar esta nueva etapa de inevitables innovaciones en otras manos. Por esta razón, en diciembre de 1985, renunció a la presidencia del Patronato de la Fundació que había creado. El Patronato, en cumplimiento de la voluntad del fundador, nombró a su hijo, Antonio Puigvert Serés, presidente del Patronato. Esperanza Martí continuó con el cargo de secretaria del Patronato y fue nombrada directora general de la Fundació.

En 1986, la Dirección de la Fundació Puigvert elaboró ​​el Plan estratégico de inversiones. Este plan, aprobado por el Patronato, con un horizonte 1986-1992, se concretaba en dos programas: el de ampliación y remodelación y el de reposición de equipamientos. Y se basaba en dos realidades: por un lado, la necesidad de adecuar una estructura física antigua (pabellón hospitalario) a las exigencias asistenciales y normativas de un hospital monográfico, universitario y de referencia y, por otro, la certeza que para avanzar a unas necesidades futuras era imprescindible incorporar, con prudencia, pero sin dudar, las innovaciones tecnológicas.

El Patronato y la Dirección -que sabían que era imprescindible preparar la institución para el futuro- abordaron la ejecución del plan estratégico aprobado y asumieron el reto de adaptarse a las nuevas demandas de la sociedad, aún sabiendo el enorme esfuerzo financiero y de gestión que comportaba.

El Profesor Puigvert, impulsor genial e insustituible en la gestación, nacimiento e implantación de la entidad que lleva su nombre, supo rodearse de unos colaboradores que fueron esenciales en su engrandecimiento y expansión. La inteligencia y la intuición que siempre lo distinguieron, permitían que "supiera" que todos los integrantes de la Fundació -patrones, directivos, facultativos y personal en general- sentían como propia la institución y por eso estaban firmemente comprometidos a mantener al máximo nivel de calidad y de prestigio.

También en esta década, una vez consolidado el Servicio de Documentación Médica, se diseñó el Plan de especialización en documentación médica, de dos años de duración, y en 1984 se convocó la primera plaza para especializarse. Además, se definió un Programa de Especialización en Psicología Clínica, de 3 años de duración y en 1985 se convocó la primera plaza de residente de esta especialidad.

 

Noticias

Eventos

A lo largo de 2019 seguiran las sesiones para pacientes y sus familiares centradas en la Enfermedad Renal dentro de la VII edición de los Encuentros para pacientes nefrológicos.